“En mi vida todo empieza como joda”

“Empezamos jodiendo, como todo empieza en mi vida: como joda, y termina siendo una realidad”, confiesa Elizabeth “La Negra” Vernaci, sobre su primer libro Kilómetros de Negra.

La idea de escribir su primer libro surgió como “una ocurrencia de afuera”, pero tardó en decidirse a hacerlo: “Desde que empezó a gestarse hasta la decisión fueron dos años de pensar y ver si valía la pena, si sí o si no, si quería que los demás supieran, si quería que mi hijo lo leyera”. La locutora admite que comenzó como todo en su vida: “como una joda”.  Empezó con “kilómetros de pija, kilómetros de pija”, y luego tomó “forma”, de golpe, en su cabeza.
Kilómetros de Negra son historias y cuentos, que es lo que a ella le gusta leer. “Tienen que ver con mi infancia, la ruta, los autos, el sexo, mi vida, porqué hago humor, porqué hago lo que hago. Está todo mezclado”, detalla. Además, el libro no incluye a nadie “específico”, ni da nombres.
Vernaci bromea con que escribió el libro como una forma de ganar plata: “Al principio me empezó a divertir la idea de poner en un libro lo mismo que cuento en la radio”. Para la conductora, cuando lo pones en forma de cuento vas por otro canal, eso fue “fascinante” y le encantó hacerlo, pero que a la vez le costó. Sin embargo, no le sirvió para canalizar, sino que lo utilizó para decir lo que quería decir.
“Empecé a grabarme y después mande a desgrabarme. Y ahí cuando lo volvía a leer veía si me gustaba o no. Ahí empezaba a trabajar la escritura, desde el lugar del papel”, relata Vernaci sobre el método que utilizó para escribirlo.
La publicación del libro no la emociona: “El día que lo entregué ya dejo de ser mío”, expresa. Además, prevee que cuando lo tenga que presentar le agarrará la paranoia. “Eso me rompe las bolas, pero es parte dé, es como cuando presentas un programa nuevo — continúa —  Pasa que yo hace tanto no tengo que presentar nada nuevo”.

En ese momento, interrumpe el llamado del conductor de Cuál es?, Mario Pergolini, desde el segundo piso de la Rock and Pop a La Negra, a lo que ella responde “¡No me rompas las bolas!”.

—En cuanto a Pergolini, si su espacio quedara libre…
—Obvio que si su espacio queda libre no lo va a ocupar nadie más que yo. Puede morirse también y yo ocupar su lugar (risas).

“Me parece mucho más sano hablar de coger, decir guarangadas y malas palabras, que es como habla la gente, que vender éste espectáculo como si fuera familiar” explica con respecto al programa Showmatch.  También afirma que “cuando ves la tele hay minas en pelotas, y violencia verbal entre personas grandes”.

Para La Negra, estos espectáculos sólo generan violencia: “Yo no trabajo desde ese lugar, ni pienso que este mal, pero si hay alguien que le gusta que lo haga”. Además, a ella no le “van los gatos baratos con opinión”. “El gato tiene que ser gato y nada más”, bromea.

En referencia a la multa millonaria que recibió Showmatch por el desnudo de la vedette Cinthia Fernández, opina que “siempre están las multas en la televisión, pero sólo te enteras cuando aparece una mina en concha”. Según Vernaci, “Tinelli recibe multas constantemente, lo que pasa es que tiene un abogado excelente que las arregla, y a parte tiene mucha guita para pagarlas y no le va a pérdida”.

En cambio, para la radio cada multa es un “quilombo”, y le llegan siempre: “He ido a hablar al ex Comfer (AFSCA) por este tema, yo creo que el idioma es algo que se hace en la calle. Si uno es respetuoso del idioma y del lenguaje, no es ordinario o faltar el respeto hablar como uno habla en la calle, porque la gente habla así”.
A principio de año, Tarde Negra cambió al horario de 13 a 16, y ella debió cuidarse más con el lenguaje. “Los oyentes quieren que putee. Hay un dicho que dice ‘si no está roto, ¿para qué cambiarlo?’”, reflexiona.

“Con el libro, y la edad, yo no puedo estar hablando toda la vida de poronga y de pija. O sí, que sé yo. Capaz que es lo que me tocó”, concluye.

 

Audio de la entrevista a Elizabeth Vernaci:

Entrevista a Elizabeth Vernaci by Radiófilos

Anuncios