“Pocos se hicieron en radio como yo”

olmedo

Vorterix Rock es la radio de Mario Pergolini que llegó este año para movilizar y renovar el dial y su elegido para liderar las tardes fue Gustavo Olmedo. “Cuando empecé a trabajar en Rock & Pop sentía que nadie confiaba en lo que yo hacía y Mario confío en mi y lo volvió a hacer ahora con este proyecto”, explica el ex conductor de Apagá la tele y Tiempos Violentos.

En septiembre del año pasado el periodista de espectáculos, Jorge Rial, twitteó que Pergolini dejaría Rock & Pop para instalar su propia radio en el ex Teatro de Colegiales y,  tres meses después, el ex conductor de Cúal es? confirmó la noticia. “El cambio de radio fue brusco y rápido, pero estaba bueno empezar algo de cero. Mario hace muchos años fantasea con distintas ideas. Pero para mí y para la mayoría fue muy repentino – explica Olmedo – No sé si él tenía tan claro que esto iba a ser así este año”.

“Cuando yo escuchaba radio soñaba con trabajar en Rock & Pop y me imaginaba lo que puedo haber sido fundarla. Ahora nos sentimos como fundadores de Vorterix”, confiesa. Para el periodista de rock, tomó “forma” rápido y, aunque no tiene un año, ya está instalada y empieza a ser una marca registrada. Además, la oportunidad de estar a la tarde es un “crecimiento” que estaba buscando hace mucho tiempo.

“El tipo siempre está soñando”. Eso es lo que más le sorprende a Olmedo de Pergolini: “A pesar de ser tan conocido, tan popular y de haber ganado mucha guita y haber tenido éxito siempre quiere hacer cosas nuevas, siempre quiere más”. Según él, las leyendas de hoy, como Elizabeth Vernaci y Lalo Mir, son muy distintas a Mario, “que siempre tuvo la idea de ir más allá y no se quedo con ser el conductor de un programa”. “Lo que siempre me fascinó y traté de tomar como ejemplo es esa actitud de no conformarte – continua – Muchas de las cosas que hoy estamos haciendo me parecían irreales”.

—¿Qué diferencia hay entre la forma de trabajar de Rock & Pop y la de Vorterix?

—Es bastante similar, siempre tuvimos muchísima libertad para trabajar en las dos. El espíritu es parecido aunque Rock & Pop lo había perdido un poco. La gente que la llevó hasta allá en un momento ya no sintió esa motivación. Yo estaba en un segundo escalón ahí y necesitaba hacer algo nuevo, que me motivara, estaba muy cansado de estar a la noche, de hacer lo mismo y no conseguir la oportunidad de hacer algo diferente. Rock & pop era un monstruo muy grande, mucha gente. Ésto aunque es grande e importante todavía es más íntimo y hoy todos estamos en un mismo equipo y cosas que antes se daban por sentado hoy no se dan así. Hoy esta es mi radio. Me preocupa si se mancha la pared. Parece una estupidez pero nos pasa eso.

—Lo tomás como un proyecto propio…

—Mario trasmitió eso de sentir que es un proyecto tuyo que no es alguien te está contratando y te paga por trabajar, que es así, pero además te sentís parte y todo lo que pasa en esta radio te afecta directamente. Entonces te comprometes de otra manera. Es ponerse la camiseta.

“Tiempos violentos era un hobby en los últimos años, mi programa era Apagá la tele“, admite. Hasta el año pasado condujo ambos que se emitían de 21 a 23, el primero de lunes a viernes y el segundo sólo los domingos. “Yo quería estar más temprano desde hace mucho tiempo, estaba cansado de estar a la noche”. Sin embargo, por el horario tiene otras presiones y le exige hacer algo más popular y abarcativo. “Aunque Mario no me presiona, por ahora al menos”, bromea.

En sus programas, Olmedo suele hacer muchas entrevistas, para las cuales admite que no investiga, a no ser que sea un caso puntual, por “vagancia y costumbre”. “Con el tiempo uno adquiere la experiencia como para poder hacer algo sin necesidad de prepararse demasiado, es una gimnasia, una habilidad”, explica. Para él, lo esencial de una entrevista es sentir que uno está entretenido con lo está preguntando. ”Me aburro de las secciones rápido, antes de que se establezcan, me cuesta mantener cierto ritmo o repetición, por eso trato de generar cosas todo el tiempo. Además, te das cuenta de que es una buena nota por el clima o la onda que se genera y cierta intimidad. Hay un reloj interno, que te dice ‘listo, hasta acá llegaste’”.

En 2009, Olmedo publicó “El circo del rock”, un libro sobre sus viajes, entrevistas y conciertos de bandas emblemáticas del rock, con características autobiográficas. “Intenté escribirlo con la premisa de que fuera divertido y entretenido, como si fuera una aventura. Todo está un poco llevado hacia ese lugar”,  aunque también exagera y juega un poco para hacerlo distinto y original.

—¿Sentiste una subestimación por ser argentino en el exterior?

—No tuve problemas personalmente por ser argentino. Sí notás muchísimas diferencias con respecto a otras países, hay cosas que están mejor y otras que están peor. Cuando hacemos notas con extranjeros todos están fascinados con la Argentina y te pone un poco en tu lugar y te sirve para valorar lo que tenés. Pero acá no tenés es estructura, compromiso, profesionalismo y organización. Si hablás de rock, si bien acá la gente salta y canta y grita un montón, se labura de otra forma. En Estados Unidos e Inglaterra la estructura está armada de otra manera. Acá hay más pasión, improvisación y espontaneidad que allá no existe. Los tipos están tan estructurados que a veces no saben cómo resolver problemas. Acá estamos todo el tiempo resolviendo problemas.

—¿Pensaste en escribir la biografía de alguna banda?

—Muchas veces lo pensé. Tendría que ser argentina porque no me gustaría hacer una biografía leyendo otros libros. No sé si lo hare por vagancia. Hace tiempo que tengo la idea de hacer un libro parecido. Ese me costó mucho hacerlo.  Era una idea que tenía hace tiempo y terminarlo me costó pero lo hice rápido.  Lo más difícil es no ser un vago. Hacer una biografía debe ser bastante complicado, mucho laburo de investigar, de hacer notas. Solo pensar en desgrabar me muero. Me vino muy bien este año, fue un cambio personal muy grande; tuve una hija y cambié de laburo. Estoy llegando a fin de año devastado, pero estuvo muy bueno hacer algo nuevo.

—¿Te gustaría hacer algo en televisión?

—No tengo pensado nada. Creo que la tele es cada vez menos importante. Yo laburé en Much Music un año y estuvo bueno y si fuera algo así, que no existe más, lo volvería a hacer. Yo quería estar en la tele porque te hace más conocido, y así funciona esto acá. Estoy convencido de que si yo hubiera tenido un laburo en televisión no hubiera tardado 20 años en tener un programa a las dos de la tarde. Si vos te fijas la mayoría de los conductores de hoy, salvo los históricos, todos vienen de la tele. Gente que se hizo en radio como yo hay muy pocos.

Audio de la entrevista a Gustavo Olmedo:

Entrevista a Gustavo Olmedo by Radiófilos

Anuncios