“Venimos a Rock & Pop con unas ganas que no sentimos nunca”

“Un día recibimos ese llamado que uno espera toda la vida de – ‘ché, ¿pueden venir a una reunión?’ Y fue el sueño del pibe”, cuenta el periodista Ignacio Girón sobre el momento en que lo llamaron a él y a su par Juan Belli para ingresar a la grilla de Rock & Pop los sábados a la mañana con Nadie para Uno.

 Los conductores se conocieron cuando un profesor de la Universidad Católica Argentina, donde se recibieron de comunicación periodística, los juntó en un proyecto para un programa de música en Canal á, llamado Manifiesto Rock, que se siguen emitiendo sus repeticiones. Después de esa experiencia surgió la idea de hacer radio juntos. “Hicimos un demo genérico de este programa que se llamaba igual y con secciones parecidas”, recuerda Girón. Aunque lo llevaron a varias radios, su idea era entrar en esa que tienen “marcada en el corazón de siempre”. Luego de más de dos años de insistir llegó el llamado esperado.

—¿Cómo fue arrancar en esa radio en la que siempre soñaron trabajar?

Belli: —Muchos nervios. Cuando nos confirmaron al otro día trajimos el programa de tres horas armado. El primer día, el 4 de febrero de 2012, yo tenía un cagazo padre y madre cuando nos tocó leer el texto de inicio de Calle 13. Me temblaba todo.

Girón: — Un par de días antes habíamos debutado oficialmente, cuando nos invitaron a Day Tripper. Fue como decir ‘esto más o menos se va a sentir’. Pero cuando nos sentamos acá no sé si exagero si digo que a los dos se nos pasaron las imágenes de nuestros papás enseñándonos a andar en bicicleta, todo el recuerdo de la vida.

Belli: —Tres años trabajando gratis en muchos medios…

Girón:— En Manifiesto Rock éramos los conductores pero llevábamos el trípode, lo acomodábamos, casi que poníamos rec y nos parábamos adelante. La venimos remando mucho para esto y cuando se abre la posibilidad de hacer lo que uno más quiere, no caes hasta último momento. No terminas de caer nunca creo.

Nadie para uno, que se emite todos los sábados de 9 a 13, está dedicado a la “gente joven, contemporánea, cansada del bombardeo de noticias y del quilombo, pero también para aquellos que están desinformados y que necesitan que le hablen de una forma más coloquial”, afirma Belli, que también es locutor y trabaja en La Red AM 910 y como notero en el canal digital 360 TV. “En el fondo la idea es siempre sumar e inspirar al oyente desde segmentos como “Cómo no se me ocurrió a mi?” sobre alguien a quien se le ocurrió algo y le está yendo bien”, explica.

Por su lado, Girón, que es columnista de Telefe Noticias a las 13, admite que los sábados por la mañana hay mucha audiencia aunque es mucho menos activa a la respuesta inmediata que un lunes o un martes. Además, en Rock and Pop pueden trabajar con total libertad: “Conocemos los medios, que tienen muchas cosas difíciles, pero acá no suena ningún teléfono, todo es ganancia y disfrute. Venimos con unas ganas que no sentimos nunca la en la vida”.

—¿Qué critica le harían a la radio en general?

Belli:— Últimamente perdió ese costado de misterio de la gente que hace radio. Por lo general, los programas exitosos están conducidos por gente que trabaja en televisión. Muchos programas de FM que pueden ser macanudos se han convertido en charlas entre amigos que quizá entretienen pero no sé cuánto le suman al oyente. No sé si hay mucho laburo de pensar cosas para entretener genuinamente desde los contenidos. Nosotros partimos de la base de que nos queremos comer la cancha y pensamos  todo lo que podamos para poder entretener al que nos está escuchando.

Girón:— Queremos boludear lo menos posible, y, ojo, no es que no nos interesa esa charla o que la menospreciamos pero no puede ser toda la radio así. Hay gente que lo hace muy bien hace años y son profesionales de eso y hasta impusieron un estilo de radio. Pero si vos pasas por diez radios diferentes y lo único que se hace es esa charla de café y ya no hay mas ideas y no hay más creatividad, ahí sí hay una crítica.

—¿Creen que influye el uso de internet en la radio? Por ejemplo, hay programas que salen por video y ahí se pierde el misterio de lo que pasa en el estudio.

Belli:— Yo estoy totalmente en contra, sacaría todas las cámaras que hay en el estudio de radio. Pero son las reglas del juego, seguramente cambiará un poco la industria cuando la radio se escuche más por internet, todavía es un servicio bastante errático. Por el momento no está la estructura en el país para hacerlo y sigue manteniendo la magia de poder escucharla mientras hacés otra cosa. Mientras que estudias, que manejas, que corrés podés escuchar radio, pero no podés leer el diario ni ver tele. La radio sigue siendo ese medio que te acompaña.

Girón:— La radio no te va a dejar nunca de acompañar,  aún con todas las nuevas tecnologías que todos estamos probando. No le estamos sacando todo el máximo provecho a esta nueva tecnología. Desde redes sociales hasta las camaritas, todavía no entendimos desde donde le podemos sacar el jugo. Aún si le sacáramos el jugo el 100 % no dejaría de ser compañía. Y mientras sea compañía está todo bien.

Con respecto a la diferencia entre AM y FM, creen que sólo pasa en Argentina, mientras que en otros países la primera ya no existe. “Acá hay una división entre el periodismo de opinión y de investigación en AM y uno más liviano en la otra, aunque los líderes de opinión se están transpolando a la FM donde hay programas periodísticos tan profundos como en AM”, opina Belli.

Por otro lado, la calidad de sonido también las diferencia. “En algún momento nos vamos a quedar con las radios que trasmitan buen sonido como acá, que pasás una canción y te  da ganas de escucharla porque es un caño el sonido — continúa Girón — En cambio me pasas un tema de Los redonditos en AM y me pongo a llorar”.

En cuanto a la nueva ley de medios, los conductores coinciden en que le dará más oportunidades a los más chicos, pero el problema fundamental será que subsistan. “Si no ganaás un mango en un programa, como nos pasó a nosotros en tele, el amor al arte te dura un año o dos pero no toda la vida. Está bien ganar plata con el periodismo, no es una mala palabra. Se tiene que pensar en cómo financiar todo eso. Si no vamos a tener 200 mil radios en todo el país que van a quebrar en cinco años”, sostiene Girón.

En el caso de los medios grandes, no esperan muchos cambios. “Va a ser lo mismo con otro tipo que es amigo del empresario principal, un presta nombre, un testaferro, un socio  y, a nivel panorama principal, los grandes como Clarín no van a  cambiar nada”, cree Girón. Por su lado, Belli tiene esperanzas de que se logre una descentralización a nivel liderazgo para que “el primero no le lleve tanta diferencia al segundo o al tercero y esté todo más parejo”.

Desde hace más de un año Nadie para Uno, producido por Juan Ferrari, Gabriel Catracchia y Manuel Buscalia, está conquistando en las mañanas de los sábados tanto a aquellos que continúan con la rutina, como los que necesitan un descanso. Pero no se quedan sólo con lo que lograron, y pretenden ir más allá.

—Si pudieran elegir otra frecuencia, otro día y otro horario para el programa, ¿cuál sería?

Girón: — Tenemos la misma edad que la radio. Cuando tomamos uso de razón y prendimos la radio, prendimos ésta. Entonces, ¿qué otra frecuencia que Rock & Pop?

Belli: — El horario: la mañana, nos acostumbramos, además, así no dormimos hasta cualquier hora y  aprovechamos.

Girón: — El día… nosotros trabajamos para ir de lunes a viernes algún día.

Audio de la entrevista a Ignacio Girón y Juan Belli:

Entrevista a Ignacio Girón y Juan Belli by Radiófilos

Anuncios